Historia

Fachada de la primera Iglesia de las Asambleas de Dios en Bogotá, el Templo Bethel, fundada por los misioneros Bartel en 1955.

HISTORIA DEL INSTITUTO ACADÉMICO BETHEL

El Instituto Académico Bethel, es un colegio de carácter de denominación cristiana que está bajo la cobertura de la iglesia de Ministerio Cielos Abiertos, iglesia que actualmente en el 2013 y desde su fundación en el año 2000 ha sido dirigida por los pastores Santiago y Stella Rodríguez.

El Instituto Académico Bethel, al pertenecer o estar bajo la cobertura de una iglesia de las Asambleas de Dios, tuvo sus orígenes y fundamentos en el corazón de Dios y la iglesia.

En el presente documento realizaremos un recorrido histórico, contemplando los antecedentes y hechos relevantes que permitieron que hoy seamos la institución prestigiosa que somos. Es por eso que en primera medida hablaremos de los fundadores y pioneros de este proyecto, que ha sido de bendición para muchas generaciones, y para muchos lugares, y ellos son el matrimonio de los misioneros Enrique y Martha Barthel.

En segunda  medida hablaremos de la historia de asamblea de Dios en Bogotá y como de allí surgió nuestro colegio; y por ultimo haremos un breve recuento de las diferentes etapas del colegio, su historia y desde cuando está consolidado como el Instituto Académico Bethel.

Fragmento del libro “Historia de las Asambleas de Dios” -Judy Bartel de Graner.

<<La Aasambleas de Dios comenzaron una nueva etapa en 1955. El concepto de un plantel misionero como manera de formar una nueva obra cambiaría a medida que se fundaron nuevas iglesias en Bogotá. En 1958, al ver el fortalecimiento de la obra, los líderes tomaron la decisión de organizar un concilio nacional que se auto-gobernara. La organización entraría a una nueva etapa de desarrollo.

<< La Violencia>> (así se denomina esa época), cruel y despiadada, que había comenzado en 1948, causo una gran emigración hacia los centros urbanos y especialmente a Bogotá. Citamos el caso de Isabel Castro y su familia miembros fieles de la iglesia de Sogamoso a quienes les fue difícil abandonar su iglesia cuando en 1954 se trasladaron a Bogotá. Aunque había congregaciones evangélicas en Bogotá, la hermana Isabel quería una iglesia como la suya y oraba para que Dios enviara misioneros de las asambleas de Dios.

Mientras tanto, los hermanos Enrique (Harry) y Martha Bartel, del sur de California en los  Estados Unidos deseaban fervientemente regresar a Colombia como misioneros de las asambleas de Dios. Habían servido ya con los hermanos Menonitas desde 1948 hasta 1953. En 1950 mientras asistía a un retiro misionero tuvieron una experiencia espiritual que era contraria a los dictados doctrinales de la iglesia a la que servían. La hermana Martha recibió el bautismo en el espíritu santo con la evidencia de hablar en otras lenguas. Pronto el hermano Enrique fue convencido de que la experiencia era doctrinalmente sana. Esta fue su declaración en 1953 en la conferencia hermano Menonitas en los Estados Unidos y ellos le pidieron que presentaran su denuncia.

El dilema era que el hermano Enrique no podía ser aceptado como misionero en las Asambleas de Dios hasta que él también hubiera recibido esa misma experiencia. Paso muchas horas en oración aun saliendo al desierto cerca de Bakersfierd, California, para ayunar y buscar de Dios. Una noche de marzo de 1954, en el Full Góspel Tabernacle (primera iglesia de las asambleas de Dios en Bakersfired, California), pastoreada por Tomas Miller Enrique recibió la experiencia en el Espíritu Santo y hablo en leguas por más de tres horas. No sospechaba que en Bogotá, Colombia, Isabel castro, quien ni aun conocía su nombre, estaba orando para que Dios mandara unos misioneros de las asambleas de Dios a su ciudad. (M.Bartel 1964).

Los esposos Bartel y sus tres hijos, Judy, Linda y Esteban, regresaron a Colombia en mayo de 1955 para comenzar la iglesia de las asambleas de Dios en Bogotá. En reunión con los misioneros Trella Hall y O’Dell Warren Nowowiejski, habían acordado que ya era hora de plantar iglesias y entrenar obreros en la ciudad capital. A su vez, estos abrirían iglesias en veredas, pueblos y ciudades.

Familia Bartel

Los Misioneros Enrique y Martha Bartel, sus hijos Judy, Linda y Esteban.

La familia Bartel fijó su residencia en el barrio chapinero en una casa en la calle 52 #18-32. No pensaban empezar cultos hasta organizarse debidamente y el hermano Enrique deseaba viajar a Costa Rica por un corto tiempo para mejorar el español, pero los planes de Dios fueron otros. (Parte de 1998) un día alguien golpeo a la puerta de la casa de la familia Bartel. La señora Martha abrió la puerta, y quien golpeaba, pregunto, sin saludar, << ¿ustedes son los misioneros de las asambleas de Dios, recién llegados a Bogotá para comenzar una nueva iglesia?>> Al escuchar las respuestas afirmativas, Isabel de Castro, la persona que interrogaba, les informo que ella había estado orando por su llegada y quería volver con su familia al domingo por la mañana para el primer culto.

Los planes del hermano Enrique de ir a Costa Rica para estudiar español por una temporada se cambiaron para organizar la sala para el culto. Desempacaron un órgano Hammond que el señor había provisto milagrosamente. Al siguiente domingo se reunieron la sala de la familia Bartel y cuatro de la familia castro, nueve personas en total para el primer culto de lo que llegaría a ser la primera iglesia, << Templo Bethel>> de las asambleas de Dios.

(…)

Pronto la sala, el comedor y hasta las escaleras que llegaban al segundo piso se llenaron personas,

Los misioneros Bartel se mudaron a una casa del barrio Santa Fe, en la Cra 16 Cll 21. En el primer piso se habilito un salón para cultos. En el primer aniversario asistieron 103 personas.

Expansión dentro y fuera de la ciudad capital:

Antes del segundo aniversario, templo Bethel había comprado un terreno en el sur de la ciudad avenida caracas #15 – 20 sur. Era una pequeña colina con extensión de maso menos una manzana. Sobre la loma, existió un antiguo edificio, que fue un castillo, después un club nocturno y más reciente un colegio. Se remodelo temporalmente y sirvió como edificio para Iglesia Templo Bethel, hasta le reconstrucción de un nuevo edificio en los años 70 >>

El propósito de Dios en el corazón de un hombre:

El relato anterior nos permite observar cómo fueron nuestros orígenes y cómo fue que dios propuso en su corazón que los misioneros Bartel empezaran este loable trabajo en la ciudad de Bogotá, trabajo que se expandió y fue el semillero de muchas iglesias a nivel nacional.

Después de que el templo Bethel empezó a funcionar en 1958 en la avenida caracas al sur de Bogotá, un grupo de hermanos de la congregación entre ellos el matrimonio de José y Flor de Figueredo, iniciaron una labor de adecuación del luego, ya que la edificación se encontraba en un lote junto a un “barranco“ el cual tuvieron que empezar a despejar y hacer los arreglos pertinentes tanto al lote como a la edificación.

Esta joven pareja de esposos (los Figueredo) en esta entonces fueron colaboradores de los misioneros Bartel, ya que estos los contrataron para que habitaran en la edificación y así pudieran cuidarla y prestar un servicio de seguridad a la misma.

Según el testimonio de Flor de Figueredo un tiempo después, en el año de 1959 se dio inicio al colegio que en esa entones se llamó liceo americano del sur y fue creciendo paulatinamente hasta llegar al tener al grado quinto de primaria. En este ligar ella ingreso a estudiar a sus hijos, entre ellos a su hijo mayor Alberto Figueredo, quien junto con custro compañeros más fueron la primera promoción de graduados de primaria de la institución de 1963.

En esta primera temporada el colegio tuvo cuatro rectores, el primero el señor Absalon Bolaños, la cuarta ya para el año de 1966 la señora Leonor Duran época en la que el colegio ya contaba con 120 alumnos. Posteriormente llego un nuevo rector el señor Jorge Rivera quien cambio de nombre al colegio por Spartakus nombre con el que e mantuvo durante muchos años. Ya en el año de 1981 nuevamente se cambia el nombre del colegio y se aprueba con una nueva resolución expedida por el ministerio de educación desde el 25 de septiembre desde dicho año. Desde ese instante, se inicia el Instituto Académico Bethel nombre con el que permanece hasta el día de hoy 32 años después.

El colegio a vivido una serie de reformas y trasformaciones importantes a lo largo de estos 54 años, lo importante es como a través dela historia, según la época a influenciado desde su formación cristiana a diferentes generaciones.

El rector precursor y pionero del Instituto Académico Bethel en la década de los 80 fue el señor Jorge Bernal, quien entrego mucho de su vida, su sabiduría y conocimiento a este nuevo proyecto tanto así que en la década de los 80 incluso se quiso ir mas allá no solo pensar en la niñez y en la juventud, si no atender también a las necesidades educativas de una población más adulta, por lo que durante un buen tiempo se abrió el bachillerato nocturno y posteriormente la educación por ciclos.

Esta fue una época dorada y de bendición para el colegio, en la cual tuvo un gran auge y llego a tener hasta 600 estudiantes.

Otra persona que sembró con su vida, tiempo, esfuerzo, trabajo y amor y ayudo a edificar y construir grandes logros y éxitos del Instituto Académico Bethel durante un promedio de 3 décadas, fue el pastor de templo Bethel Héctor Arroyabe junto con su familia.

A finales del siglo XX y los primeros años del siglo XXI la educación el Colombia tiene una serie de cambios profundos que acompañado con una crisis económica en el país, generan un éxodo de estudiantes de las instituciones privadas a la educación pública lo que paulatinamente fue afectando las finanzas de muchos colegios e incluso ocasiono el cierre de varios de ellos.

El Instituto Académico Bethel también se vio afectado por este fenómeno y por ende tuvo una baja considerable de estudiantes lo que lo llevo a una crisis económica esto junto con una serie de decisiones ministeriales y eclesiales llevaron después de un tiempo de oración, a que el pastor Héctor Arroyabe decidiera que a partir de diciembre de 2008 hubiese un cambio de administración, es por ello que desde esta época el pastor Santiago Rodríguez de la Iglesia Cielos Abiertos viene a templo Bethel y asume el pastoreado en este nuevo terreno.

Ya bajo la nueva cobertura de la iglesia de las Asambleas de Dios Cielos Abiertos, el colegio Bethel inicia un nuevo proceso con su nueva administración desde enero de 2009.

El cambio de administración y la crisis económica ya mencionada, generaron que el año 2009 con Fabio Bejarano como recto fuese un año crítico y complicado, ya que se abrieron todos los cursos para que no se vencieran las licencias de aprobación, pero la cantidad de estudiantes era minino hubo salones de tan solo 4 estudiantes, y un cambio drástico en la población institucional puesto que los que hacían parte del colegio en años anteriores se retiraron y se admitieron estudiantes de diferentes colegios lo que ocasiono que la adaptación académica y convivencia fuera más difícil, y que los resultados de las pruebas ICFES de aquel entonces no fueran tan satisfactorias.

Sin embargo Dios mostró su respaldo en este año de acople se pudieron realizar los ajustes necesarios de tal modo que el año 2010 se empezó a ver un avance significativo en la institución, y de una cantidad mínima de estudiantes ya el número de alumnos se aproximaba para lo 190.

Ya para el año 2011 se enfatizó mucho más en la esencia de nuestra institución y se dio un énfasis especial en la formación espiritual y en valores con los muchachos, lo que arrojo resultados interesantes ya que en dos categorías del concurso musical de adoradores de colegios cristianos, organizado por Obed ocupamos el primer lugar.

En el año 2012 la rectoría queda a cargo del rector Jeisson Freddy Alexander Ortiz Quiroz, en este año nuevamente se participó en el concurso de adoradores, en el cual ocupamos nuevamente los primeros lugares ya para este año ampliamos un poco más el trabajo y también participamos en un concurso musical organizado por la alcaldía local, concurso en el que marcamos diferencia y llevamos un mensaje de sana convivencia desde el evangelio. Este fue un año de grandes éxitos el colegio nuevamente superó los 200 estudiantes y la promoción 2012 logro un nivel superior en las pruebas saber nivel 11, el puntaje más alto del colegio en la historia reciente.

En el año 2013 el colegio llego a 300 estudiantes y se a realizado un trabajo arduo tanto a nivel académico como convivencia, desde un enfoque cristiano y un fortalecimiento de los procesos espirituales de nuestros estudiantes, durante este año un promedio de 15 estudiantes tomaron la decisión e fe, de bajar a las aguas bautismales en un encuentro organizado por la iglesia Cielos Abiertos.

A nivel académico durante este año se tuvo igualmente un gran avance, pues se abrió la página web del colegio y se inició un trabajo con la plataforma virtual de Cibercolegios, lo que mejora los canales de comunicación y calidad para toda la comunidad educativa, ya que ahora las familias pueden hacer un acompañamiento minucioso y detallado, del proceso escolar de los estudiantes por medio delas nuevas tecnologías de la información TICS.

Se ha recorrido un largo camino pero aún hay retos y desafíos por alcanzar los cuales con el respaldo de Dios, el amor  identidad e identidad de la comunidad educativa, la sabiduría en la gestión administrativa el compromiso de los estudiantes y de un sólido equipo de trabajo permitirán que muchas conquistas más se puedan dar.

sdr